Limpieza y mantenimiento muebles Sillatea




¿COMO CUIDAR TUS MUEBLES SILLATEA?

El cuidado de tus muebles es una tarea esencial si lo que deseas es alargar su vida al máximo. Te facilitamos unos cuantos consejos para que disfrutes siempre de tus sillas, mesas, lámparas u otros productos Sillatea como si fuese el primer día.









El atornillado de todo el mobiliario de Sillatea es de un facilísimo montaje; no obstante no hay que olvidar atornillar cada cierto tiempo aquellos productos que requerían montaje.

Los tornillos pueden desajustarse con el paso de los años del uso y del peso, por ello aconsejamos no tirar la llave que viene adjunta en el paquetito de tornillería y realizar un ligero apretado de tornillos.

Ya verás cómo se trata de una tarea sencilla y muy útil para la durabilidad de tus muebles.









Sea del animal que sea, normalmente utilizamos piel de vacuno para nuestros productos, la piel, con su uso diario se recubre de suciedad como polvo, grasa corporal, pelos de animales, etc.

Limpieza

Para mantener la piel natural intacta como el primer día aconsejamos la limpieza con un aspirador con el utensilio de tapicería (tubo estrechado en la punta) en los rincones y juntas de la unión del cosido donde puede acumularse polvo.

También podemos darle un cuidadoso lavado a mano aplicando un limpiador jabonoso neutro, que puede realizarse diluyendo una cucharada de gel neutro en un vaso de agua y aplicado con una esponja lo más dura posible frotando ligeramente y no encharcando mucho la superficie seguido de un trapo seco suave para no dejar rastro del producto en la piel. A veces la aplicación de una goma blanda de borrar también puede hacer desaparecer estas manchas.

La suciedad puntual puede limpiarse con el producto limpiador neutro antes mencionado y aplicarle posteriormente la crema nutritiva que le hace recuperar los aceites protectores originales que pueden perder durante el proceso de limpieza y así mantenerla protegida.

Para las manchas de grasa como son el aceite, ketchup, mayonesa, chocolate… elimina delicadamente (sin presionar) la sustancia de la superficie con papel absorbente. Después con un paño limpio empapado en una solución de jabón neutro diluido, frota delicadamente la mancha desde afuera hacia adentro. Secar inmediatamente con un paño limpio.

 

Mantenimiento

Pasar sobre la superficie del sofá, silla o sillón una bayeta de microfibra ligeramente humedecida en agua templada, de forma semanal. Lo ideal es tener una bayeta dedicada sólo para la limpieza del sofá, sillas y/o sillones.

Para la limpieza general, quitar el polvo periódicamente con un paño suave y limpio. Para eliminar la suciedad seca cepillar suavemente con un cepillo de cerdas blandas hasta que la mancha desaparezca.

Evita la exposición del mueble a la luz solar directa así como a fuentes de calor como estufas o radiadores, es aconsejable no colocar el mobiliario más cerca de estos a menos de 50 cm ya que el material podría verse afectado.









La piel sintética o polipiel, es un material artificial que imita la apariencia del cuero en sus más  diversas vertientes. La imitación a piel está tan conseguida que resulta difícil distinguirlo, a primera vista,  del cuero auténtico. Así por un coste bastante inferior podemos presumir de un sofá, sillón o silla igual de elegante, duradera y con unas características casi idénticas a la piel.

La polipiel está compuesta por fibras sintéticas como poliéster recubiertas de una o varias capas de polímero (la mayoría de las veces poliamida y en menor medida pvc)   Presenta características de elevada elasticidad, resistencia al uso, a los arañazos, a la abrasión y una micro-porosidad adecuada.

Existen diversos tipos de polipiel como el de  imitación al cuero, el de aspecto metalizado o brillante, imitación a pieles animales, el que es resistente al fuego y a la combustión, resistentes a los rayos UVA, de tipo elástico, etc..

También se utiliza y se nombra como polipiel PU cuando este lleva un recubrimiento de poliuretano como acabado brillante del mismo.

Limpieza

La mayoría de las manchas salen con un paño húmedo con jabón, algodón con leche desmaquillante no muy agresivo o alguna toallita húmeda higiénica.

Actuar de inmediato sobre las manchas para evitar daños mayores sobre el material.

Para manchas de tinta de bolígrafo, utiliza un paño humedecido en agua templada y un poco de alcohol de 90º impregnado en un algodón.

Para manchas de tinta o si alguna prenda destiñe encima de la polipiel, utilizar algodón con leche desmaquillante, alcohol de 90º o vinagre blanco.

En el caso de que las manchas sean de tomate, chocolate, refrescos la mejor solución es utilizar un detergente con PH neutro.

En todos los casos es imprescindible secar la superficie que se limpie, evitando así futuras grietas o manchas de humedad que desluzcan nuestros muebles.

Mantenimiento

Pasar sobre la superficie del sofá, silla o sillón una bayeta de microfibra ligeramente humedecida en agua templada, de forma semanal. Lo ideal es tener una bayeta dedicada sólo para la limpieza del sofá, sillas y/o sillones.

Una forma de mantener tus muebles de polipiel limpios es realizando periódicamente un aspirado utilizando un cepillo suave en la punta del aspirador. Esto te ayudará a mantener la superficie limpia, evitando rascadas y un desgaste innecesario.









Utilizamos diferentes materiales para telas y tejidos en el mobiliario Sillatea, siempre de primeras calidades.

Si la tela de tu mueble es desenfundable será más sencillo mantener limpia esa parte de tu silla, sofá o sillón, pero sino con nuestros consejos seguro que no tendrás problemas para mantener tu mueble siempre impecable.

La mayoría de nuestros tapizados en tela están fabricados en cashmere o lona y estos tejidos ya son de por si grandes atrayentes naturales de la suciedad y bacterias.

Limpieza

Aconsejamos limpiar a menudo pequeñas manchas ocasionadas por el roce o por vertido de alimentos y/o líquidos, esperar a tener más manchas para realizar la limpieza más a fondo no es una buena elección dado que las manchas penetran en las fibras y dificulta mucho más eliminarlas con el paso de los días.

Pero eso si, por mucho cuidado que tengas con los muebles tapizados es inevitable que se manchen. Los accidentes ocurren aunque intentemos evitarlos. Por eso mismo una vez esto ocurra limpia las manchas y derrames inmediatamente:

En el caso de líquidos: Coloca un paño absorbente encima sin moverlo sobre la mancha.

Si se mancha de grasa: Ten a mano siempre alguno de los productos especiales para tejidos (son una especie de polvo que cuando se seca se retira con un cepillo). Si no tienes usa sal, polvos de talco infantiles o harina. Espera un rato y cepilla suavemente.

Otras manchas: Limpia con un paño húmedo con jabón neutro, dando golpecitos en lugar de frotar. Prueba primero en un lugar que no se vea, algunas telas pierden el color. Importantes son aquí también las instrucciones del fabricante.

Mantenimiento

Pasa el aspirador semanalmente para quitar aquel polvo que haya podido filtrarse entre las fibras del tapizado.

Evita el sol directo, que daña tus muebles tapizados dado que puede “comerse” el color del tejido y a la larga adelgaza la fibra del tejido haciéndola más débil y frágil.

La contaminación, como el humo de cigarros, el polvo si los muebles tapizados están en un lugar que permanezca con las ventanas abiertas, etc, también perjudica a las telas sean del color que sean viéndose estos afectados en el color del tejido y el olor.









El gran aliado de los muebles Sillatea es la madera, utilizamos arce, roble, fresno, haya y nogal, maderas resistentes, un material de gran belleza que aporta unas texturas únicas en lo que a las vetas naturales se refiere, su facilidad de modelaje, su flexibilidad y resistencia son otras virtudes de este indispensable material.

Siempre hacemos todo lo posible para asegurarnos de que nuestra madera proviene del proceso más responsable y sostenible posible y que nuestros bosques tan necesarios no sufren con talas indiscriminadas.

Tanto tintadas como barnizadas, las maderas siempre precisan de un cuidado especial si queremos que nuestros muebles sean duraderos y conserven siempre ese punto único y natural.

Limpieza

Limpia el polvo de los muebles de madera utilizando un trapo húmedo con agua y jabón neutro o simplemente un paño húmedo sin jabón de forma periódica, se pasa por todo el mueble y posteriormente se debe pasar un paño seco y frotar.

Muy importante nunca dejar la madera humedecida.

Es aconsejable una vez al mes mezclar una solución de limpieza de muebles de madera de calidad con agua, de nuevo, secando la superficie después de su aplicación.

Mantenimiento

Toma precauciones para evitar manchas en la madera. Coloca siempre bebidas y comida en posavasos y manteles, en lugar de colocarlo directamente sobre la madera, y evita arrastrar elementos por encima de la superficie.

Aplica un producto de limpieza, de calidad, de muebles de madera una vez cada seis meses. Aconsejamos no utilizar productos en aerosol o fabricados a base de aceite, ceras o abrasivos.

Procura no golpear con aspiradores, puertas u otros elementos tus muebles de madera, estos pueden sufrir golpes y magulladuras irreparables.

No todas las maderas están preparadas para ser utilizadas en exterior, es por eso que antes debes consultar si tu silla o mueble es apto para ese uso.









Sobriedad, un toque de distinción y elegancia pura es lo que transmite el metal en nuestros muebles. Ya sean metales cromados, lacados, desgastados o al natural, los metales pueden presentarse en diferentes formas y acabados. Un material que da mucho juego tanto en sillería como en lámparas, decoración o para pequeños acabados de cualquier sofá o mobiliario diverso.

Un buen metal sea acero, aluminio, hierro u otros, te permite una durabilidad casi infinita de tu mobiliario Sillatea.

Tratamos el metal y lo rematamos con las mejores técnicas para que mantenga su naturaleza resistente y una presencia único desde el primer al último día.

Limpieza

Existen productos para la limpieza de diferentes tipos de metal, no obstante, aconsejamos la utilización de un detergente líquido con un paño húmedo incluso con un cepillo dental viejo para la limpieza de pequeñas ranuras para realizar una limpieza de tus muebles con metal.

También con un simple trapo o plumero podrás realizar la limpieza diaria de aquellos metales que pueden mostrar polvo o suciedad del día a día debido a su estado brillante o cromado.

Mantenimiento

EL mantenimiento de los metales dependerá siempre de su acabado o tipo de metal, casos como acero inoxidable, acero desgastado o aluminio precisan de un menor mantenimiento y cuidado debido a que pueden ser utilizados en exteriores y su propia naturaleza ya permite una gran resistencia a las inclemencias, aunque si vas a dejar de utilizarlos durante una temporada recomendamos protegerlos y resguardarlos de la intemperie si su eso es para exteriores.

Metales más delicados pueden ser los cromados que por lo general no deben usarse en lugares de exterior, todo y así su mantenimiento es sencillo y si acostumbras a eliminar el polvo con el plumero antes mencionado.

El pulimento líquido es un buen aliado de los metales para darle brillo y reparar pequeñas rayadas e impurezas, debes consultar antes con un profesional en la tienda donde adquieras el pulimento para saber si es el producto correcto para tu mueble Sillatea, sigue siempre las instrucciones de uso del mismo.









Polipropileno (PP), Policarbonato (PC), Metacrilato, ABS, PVC, PET (Polietileno), son algunos de los plásticos que utilizamos en los productos Sillatea y generalmente los más comunes en la utilización de muebles de todo tipo.

A veces tendemos a pensar que un plástico no es el producto adecuado o simplemente que su resitencia no es suficiente para un mueble sea del tipo que sea.

En Sillatea trabajamos y cuidamos el plástico como cualquier otro material, anteponemos la calidad al bajo coste, es por ello que fabricamos los materiales plásticos sin reutilización de material y con las temperaturas exactas para que el producto final adquiera las prestaciones, flexibilidad y resistencia adecuadas e imprescindibles para pasar las pruebas de calidad requeridas para la comercialización de nuestros productos en todos países.

Limpieza

Seguramente el plástico sea uno de los materiales más fáciles de limpiar, basta con un paño húmedo incluso podemos añadir algo de jabón para eliminar aquellas manchas debidas a huellas o vertido de líquidos u otros elementos.

Algunos materiales plástico se presentan lacados como es el caso del ABS estos plásticos incluso repelen las manchas y los líquidos debido a su nula porosidad.

Todo y así es recomendable eliminar rápidamente cualquier vertido o mancha que se produzca en un material plástico para así evitar cualquier mancha más difícil de quitar.

Mantenimiento

El plástico requiere un mantenimiento básico, bastará con pasar un plumero o trapo para eliminar el polvo periódicamente y realizar un correcto uso en el caso de su utilización en exteriores como pueda ser el caso de sillas o mesas.

Nuestros plásticos se fabrican con resinas especiales que soportan los rayos UV así como lluvia y otros fenómenos atmosféricos, aun así evitaremos su exposición indefinida a la intemperie y cuando no se utilice procuraremos guardar el mobiliario en lugar resguardado, estas sencillas medidas permitirán que tus muebles duren muchos más años.

El plástico es un material perfecto para el mobiliario de niños, es resistente y podrás mantenerlo siempre en un estado óptimo.









Cuando hablamos de cristal, probablemente se nos pasa por la cabeza que se trata de uno de los materiales más delicados, nada más lejos de la realidad, todo y así, un buen mantenimiento y utilización correcta permitirá lucir un producto en cristal durante muchos años.

Además algunos de nuestros cristales se tratan con una técnica de templado del mismo con lo que su resistencia se multiplica y permite una visión diferente del simple cristal tal y como lo conocemos comúnmente.

Limpieza

Un simple trapo o paño y un producto de limpieza de cristales líquido conocido como limpiacristales o multiusos dejarán tus cristales perfectos.

Tanto en lámparas como en mesas, los cristales son susceptibles de manchas como huellas u otros, es por ello que una limpieza a conciencia es importante si queremos lucir siempre de un material brillante y perfecto.

Deberemos pulverizar siempre en el trapo o paño que no deje pelusas y no directamente sobre el producto dado que este puede dispersarse en lugares o piezas que no nos interesa aparte del cristal.

Repartiremos bien el producto sobre la superficie a limpiar y secaremos con un paño seco. Se recomienda realizar la operación dos veces para eliminar cualquier resto de suciedad o marca que pueda permanecer en la superficie a limpiar.

Antes de aplicar cualquier producto químico es importante realizar una pequeña prueba en un lugar poco visible, ello permitirá no estropear el material en caso de cristales tratados, esmaltados, barnizados o con recubrimiento plástico.

Mantenimiento

El mantenimiento de un mueble fabricado en cristal dependerá de su fin, el sobre de una mesa precisará un mantenimiento más periódico que por ejemplo una lámpara, en el caso de este último bastará con pasar un plumero o paño seco para eliminar el polvo que pueda acumular con el paso de los días y con la periocidad que estimemos necesaria.

Una mesa o sobre de esta en cristal puede requerir un mantenimiento más adecuado a su mayor uso y facilidad en ensuciarse, es por ello que el uso de manteles o hules puede ser un perfecto aliado para el mejor mantenimiento de estos tipos de materiales.






NOTA: Todos los consejos sobre limpieza, mantenimiento o utilización son generales y no son susceptibles de una mala interpretación y posterior maltrato de los productos adquiridos en Sillatea. Es por ello que si duda sobre el correcto mantenimiento o limpieza de un producto en concreto puede realizar cualquier consulta a nuestro departamento comercial.