¿Ya sabes que madera de exterior vas a utilizar en tu terraza, balcón o jardín? Confort bajo el sol

La madera es demasiado valiosa como para hacer un mal uso de ella, por eso esta entrada del blog está especialmente pensada y dedicada para que te ayude a escoger correctamente el tipo de madera que más se adapte a tus necesidades.

Hay mucha variedad de maderas (blandas, duras, tropicales, etc.) y aunque algunas sean aptas para exteriores nunca está de más tratarlas y mantenerlas bien cuidadas para que luzcan como los primeros días. Dependiendo de la madera será más resistente o menos, y la tendremos que cuidar más habitualmente o quizá no tanto.

Las maderas aptas para exterior se suelen dividir en varias clases en función de su durabilidad natural y su densidad, las maderas blandas y las maderas tropicales.

Las maderas de pino suelen ser las más demandadas ya que son muy económicas, pero estas tienen poca densidad, lo que significa que tienen poca resistencia mecánica, poca durabilidad y pocas prestaciones. Por eso no es aconsejable para exteriores si tu intención es que esa madera esté a la intemperie los 365 días del año.

En cambio, las maderas tropicales destacan por su gran densidad, lo que significa que tienen una mayor resistencia a las variantes del tiempo, a las plagas de insectos…

Dentro de cada clase encontramos muchos tipos diferentes. En las maderas tropicales la más utilizada es la madera de Ipé. Otra clase que procede de Indonesia es la madera de Teca, la cual tiene una privilegiada resistencia perfecta para exteriores, por eso en Sillatea tenemos muebles fabricados con esta madera como por ejemplo, las mesas ERNAN o el sillón RENTLAU. La teca africana o mejor conocida como madera de Iroko, proviene de África y tienen las mismas propiedades de resistencia que la teca, al igual que la madera de Cumaru, procedente de Sud América. Otras maderas tropicales de exterior son: Sapelli, Jatoba, Akoga, Grápia, Massaranduba, Talí, Dabema, Tatajuba, etc.

También están las maderas duras, que como el mismo nombre indica son las más densas y resistentes. Algunas de ellas son la madera de Ébano de gran densidad y de textura suave. Pero la que mejor resiste a las condiciones de humedad sin duda alguna es el Roble, incluso uno de sus usos más habituales era en la construcción de barcos, además de ser resistente a los hongos, por eso tenemos varios muebles con este material, ya sea para interiores o exteriores, como por ejemplo el los taburetes alto y bajo THEA, las mesas de comedor BRESCIA o la silla ROSGON. El lapacho es otra madera muy resistente al tiempo, a los golpes y a las plagas, ideal para exteriores.

mesas BRESCIA

Otra madera es la de nogal, fácil de trabajar y de resistencia media que soporta la pudrición y al impacto. Por eso si vas a tenerla en el exterior mejor que sea debajo de un porche, la silla DATES o la mesita de café EGIPTO disponen del bonito veteado de esta madera.

La madera de haya es un material que podrás encontrar en muchos de nuestros productos, sin embargo no es la más adecuada para exteriores ya que no aguanta mucho la humedad y se puede pudrir con facilidad si no está sometida con un previo tratamiento. Pero es una de las mejores opciones para muebles de interior debido a su precio asequible, es duradera, difícil de romper, flexible y permite un buen acabado. Algunos muebles fabricados con haya son las patas de multitud de mesas de comedor o auxiliares, las patas de las sillas SUPER FLAK, FLAK o toda las de la colección TOWER, entre otras o muchas de nuestras lámparas. Sin embargo, los productos para tratar madera que puedes encontrar en tiendas especializadas de pintura o bricolaje, hoy en día son muy potentes, por eso no nos supone ningún problema tener esta madera tratada en nuestros jardines, balcones o terrazas.

distintas maderas Sillatea

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *