Las 3 Sillas más conocidas del cine

En este post encontrarás las 3 sillas más conocidas del cine. Aunque sabemos que Hollywood no escatima con el presupuesto a la hora de invertir en el mobiliario y en la decoración, convertir tu casa en un auténtico film  no te resultará tan costoso con nuestros consejos. 

Puede que la mayoría de nosotros apenas nos demos cuenta de la importancia del diseño y la decoración en las películas, y la verdad es que estos dos mundos siempre han ido a la par. El cine debe mucho a grandes diseñadores y decoradores, sin ellos no se habrían podido crear los ambientes más idóneos para el desarrollo de la acción. Pero hay que reconocer que también ha sido una relación muy fructuosa para ambas partes. ¿Cuántas piezas de diseño se han popularizado gracias a las escenas más famosas?

Pero si hay mencionar, la silla es el mueble que más ha destacado en la gran pantalla, aparte de ser un mueble funcional, consigue despertar la atención del espectador y da mucho juego en las escenas más importantes. Hemos seleccionado 5 diseños de sillas, las más conocidas en el cine e iconos del diseño, puedes encontrar alguna de sus versiones más actuales en www.sillatea.com

La película Pasión de los fuertes, 1946. 

En esta película de Jhon Ford, donde aparece la conocidísima actriz Linda Darnell junto a Henry Fonda, podrás observar uno de los modelos más icónicos de la historia, la silla WINDSOR, muy utilizado en todas las películas del oeste. La escena más conocida donde aparece esta silla, es cuando Henry Fonda está sentado sobre ella haciendo una especie de equilibrismo con las piernas en el porche de su oficina.

Este balanceo es utilizado por el director para mostrar la felicidad del protagonista, que anda enamorado de Clementine. Este tipo de sillas de madera son perfectas para mesas de comedor, se acoplan a cualquier estilo, aunque es más afín a la decoración nórdica, rustica o vintage.

La silla Thonet junto a Charles Chaplin en “A Night Out”, 1915.

La silla THONET es uno de los modelos más usados en el cine clásico, aparece en varias películas de Charles Chaplin y en numerosas escenas de peleas entre el Gordo y el Flaco. Su creador Michael Thonet empleó el vapor para curvar la madera sin romperla, una técnica que le llevo muchos años perfeccionarla y que también contribuyo a la producción industrial de sillas. Podía ser fabricada por trabajadores no cualificados y fue uno de los primeros modelos que se transportaban sin montar.

Esto hizo que su precio fuera mucho más económico y se popularizó rápidamente. De hecho, se convirtió en la silla de los cafés de medio mundo. Curiosamente, el asiento original se fabricaba en rejilla para que no se manchará de café.  Desde sus inicios empezaron a aparecer innumerables réplicas, modelos inspirados en ella y con el tiempo  a utilizarse otros materiales como el metal y el plástico.

La silla Panton, en el Lobo de Wall Street, de Martin Scorsese

La silla PANTON es uno de los clásicos de los años 80, aunque sus líneas futuristas superan incluso a muchos de los diseños más modernistas de la actualidad. Como ocurre con todas las creaciones de su autor Verner Panton. Conocido por su preocupación en utilizar nuevos materiales y métodos muchos más económicos y resistentes; experimentando con todo tipo de formas geométricas y nuevos plásticos. Si te fijas bien, aparece en el apartamento del protagonista interpretado por DiCaprio.

La silla PANTON fue la primera que se fabricó usando solo una pieza de plástico, popularizando el término monoblock.  Se utilizó para ello el polipropileno, era un material muy ligero, versátil y muy manejable. Su aparición supuso también conseguir un concepto más unificado del diseño. Puedes colocar la silla PANTON tanto en exteriores como en interior, es ideal para estilos futuristas, modernistas y minimalistas. Pero también es una pieza clave para conseguir ambientes retro o eclécticos.

¡Te animas a descubrir estos modelos en nuestro catálogo, encontrarás muy buenas ideas para la decoración de tu hogar o negocio!

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *